Marzo. Una pausa: 5 lecciones de comunicación tras un año de amenaza por COVID-19

Y así como si nada llegamos a marzo, el mes inolvidable que hace un año confirmaba los peores pronósticos en muchos países del mundo en 2020. La pandemia obligó a replantearnos nuestras complejas arquitecturas sociales: los sistemas de salud y educativos, la economía, las relaciones familiares y sociales, etc. etc. etc.

Ha sido retador y hasta surrealista pero estamos aquí, en marzo de 2021, “haciendo de las tripas corazón”, vacunándonos y en modo revancha. En este artículo, tu y yo haremos una pausa. Una breve recapitulación de todo lo que hemos aprendido para adaptar y mejorar nuestra comunicación personal y la de nuestra empresa. Será breve, punteado y utilitario.

PUEDE INTERESARTE.: Coronavirus: 5 claves para gestionar la comunicación en tu empresa

El camino sigue, y luego de no-se-cuentas sepas después, hemos comprobado lo que funciona y ayuda a relacionarnos mejor con los demás. Vamos a las lecciones, una por una…

  1. La comunicación se gestiona todos los días…y no solo en una crisis. Generar confianza es tan importante que no debe dejarse en manos de la coyuntura. La reputación es la suma de las acciones o inacciones en el tiempo, a los ojos de los demás. No se construye o se pierde de la noche a la mañana.
  2. Comunicación, una función colaborativa por naturaleza. En tiempos en los que se demanda (más que nunca) responsabilidad, transparencia y solidaridad, la comunicación debe servir de puente para facilitar conversaciones significativas alrededor de los objetivos de las organizaciones.
  3. Los clientes no son todo. Una visión multistakeholder para gestionar la comunicación. Lo explico con un ejemplo: No esperes buenos resultados al acudir a la prensa por una crisis, si les has ignorado en el día a día. Con tus equipos internos, proveedores, reguladores…o quien sea relevante con la supervivencia de tu negocio, debes procurar tener canales de dialogo abiertos permanente.
  4. Se buscan empresas comprometidas (de verdad). Su marca es la expresión del propósito y los valores que promueve. ¿A qué se compromete tu marca? Si me permites un consejo: dedica tus energías, conocimiento y pasión a una causa muy concreta. No cometas el error de dedicar recursos a lo que no abona a la sostenibilidad de tu empresa.
  5. “Walk the talk”. Al hilo del punto anterior, las personas buscamos coherencia entre lo que se dice y se hace. Si comunicamos, pero no acompañamos la narrativa con hechos, tarde o temprano queda al descubierto que nuestros mensajes responden a una reacción cortoplacista y poco sincera.

 

PUEDE INTERESARTE: Comunicación y reputación: las tendencias que se han acelerado por la pandemia del COVID-19 | LinkedIn

Espero te encuentres bien y con mucha energía para seguir adelante. Hay razones para ser optimistas: la vacuna está por llegar (si no es que ya llegó a tu comunidad), hemos aprendido cada vez más a tratar el virus y mucha gente tiene conciencia que debe seguir cuidándose. Estamos cerca del final…¡Mucho ánimo!

Compartir este contenido

Asesoría y Capacitación en línea

Comunicación Empresarial

Mantente cerca de tus públicos de interés en estos momentos. Estamos para ayudarte. Nuestros servicios de asesoría y capacitación están disponibles en línea. ¡Contáctanos!

alejandra@mediacoachers.com o al +503 77374034