5 Claves para comunicar en medio de la «crisis de la atención»​

Concepción de Ataco. 7:15 am. Es febrero y la brisa sopla rico en este precioso pueblo cafetero, de origen precolombino situado en el centro de la sierra de Apaneca, al occidente de El Salvador. Cafecito en mano y disfrutando la hospitalidad del hotel Casa Degraciela, recorro los interesantes momentos de la sesión de trabajo de ayer.

No hay texto alternativo para esta imagen

 

No hay texto alternativo para esta imagen

El grupo lo integraban la plana mayor de la compañía líder en la industria del cemento y el concreto en el país. Estábamos ahí para conversar sobre las habilidades de comunicación que un ejecutivo debe poseer en el entorno corporativo de hoy.

Un mundo gobernado por la inmediatez y la saturación de información y que al buen decir de movimientos como “Time Well Spent” han producido una «crisis de atención» que reta al ejecutivo de hoy en su capacidad de comunicarse e influir en sus públicos objetivos.

Nick Morgan, en su libro “Power Cues” abona al tema: “Nunca ha sido más difícil influir en los demás, porque nunca hemos estado más distraídos”. ¿Distraídos en qué y con qué? Con tu móvil. Ahora mismo que me lees te caen notificaciones de Whatsapp, de Twitter, de Linkedin o quizá de un mail que te acaba de caer en la bandeja. O a lo mejor alguien de la oficina te ha mencionado en Workplace o Yammer. O alguien te busca por Zoom o Skype. Todos pelean por tu atención – y to también-. De eso se trata la cosa. A más información en la cabeza, menor capacidad de atención.

La atención es la base de la influencia. Lógico. ¿Cómo voy a incidir en mi cliente, en mi jefe, en mis colaboradores -también en mis hijos-, si apenas cuento con su atención? La pregunta sobra. Por eso es importante saber sortear esa crisis de atención y poner en marcha algunas claves para comunicar en mundo corporativo saturado de información y contenidos. Y de eso hablábamos ayer con este grupo de ejecutivos.

 

 

Aquí te comparto algunas que te pueden ayudar a influir mejor con tu comunicación:

1.    Sintetiza lo que quieres decir. El “Menos es Más” nunca ha sido tan cierto. Privilegia lo corto, lo concreto. No digas ni escribas más de lo necesario.

2.    Prepara más e improvisa menos. “Preparo mi improvisación de mañana”, solía decir Winston Churchill, uno de los más grandes comunicadores de la historia

3.    Sé muy visual. El cerebro capta las imágenes mucho más rápido que los textos y las palabras.

4.    Cuida tu body language. Lenguaje corporal y tono de voz dan la fuerza a tu mensaje.

5.    Ten disciplina de mensaje. No divagues. Decide el mensaje y utilízalo en tu comunicación oral y escrita (En forma de hashtags, encabezados, quotes, líneas de texto, frases, etc.).

Saludos desde Ataco.

Compartir este contenido

Asesoría y Formación en línea

Comunicación Corporativa

Mantente cerca de tus públicos de interés en estos momentos. Estamos para ayudarte. Nuestros servicios de asesoría y formación están disponibles en línea. ¡Contáctanos!

alejandra@mediacoachers.com o al (+503) 7737-4034